13 de septiembre de 2014

Dice la canción

Cuando todo estaba bien, nada estaba bien.
Cuando todo esté mal, no estará mal.
Qué felices, qué caras más tristes dice la canción.

Qué felices, qué caras más tristes.


3 de septiembre de 2014

Los complementos circunstanciales

Yo soy yo y mis circunstancias. Tú eres tú y tus circunstancias. Alguien es alguien y sus circunstancias. Y aceptar a alguien es aceptar sus circunstancias. Esto es: sus complementos de modo, tiempo, lugar, compañía, pertenencia, cantidad, causa, finalidad, instrumento, materia y posibilidad.


Entenderlo facilita mucho las cosas.

27 de agosto de 2014

Llena de cosas que no puedo explicar

Estoy llena de cosas que no puedo explicar. Coincidencias. Casualidades. Presentimientos. Sensaciones. Sueños. Pálpitos. Corazonadas. Como se los quiera llamar.

Y me he acostumbrado a mirar a otro lado. Me he tenido que acostumbrar. Para no acabar siendo la loca que escucha voces. La loca que habla de señales. La loca. Pero no he dejado de mirar de reojo el camino que trazan.

Estoy llena de cosas que no puedo explicar. De cosas que no sé si quiero explicar. Y aun así aquí estoy tecleando ‘estoy llena de cosas que no puedo explicar’. Eso tampoco puedo explicarlo.

23 de agosto de 2014

De otra pasta

Ir a correr con el móvil, ir a correr y pararse para fumar, decir que quieren a sus abuelos a los que sólo ven por navidad, planchar sábanas y pijamas, dejarse una mínima expresión de cejas, dejarse 50€ en una cena, tener una mascota para dejarla sola en casa horas y horas, tener a quien les ha maltratado en la agenda, casarse en una iglesia cuando nunca pisan una, no disfrutar de la soledad, emborracharse metódicamente los fines de semana, hacer siempre lo correcto o decir que hacen ‘lo que tienen que hacer’.


A los que hacen estas cosas no sé si les irá mejor o peor. Pero yo no les entiendo.

20 de agosto de 2014

14 de agosto de 2014

De ellos

Hay poemas que hablan de ellos 
Hay canciones que hablan de ellos 
Pero ellos ya no hablan de ellos

8 de agosto de 2014

Cada instante hay un big bang

Cada instante hay un big bang en alguna parte. 
Aunque no origine nuestro universo. 
Aunque no ataña a nuestra singularidad.

Cada instante hay un big bang en alguna parte. 
Y pronto o tarde serás polvo 
expandiéndote hasta desgarrarte. 

Cada instante hay un big bang en alguna parte.

3 de agosto de 2014

Tenía en su cabeza una puerta

Tenía en su cabeza una puerta y al abrirla podía ir donde quisiera. Podía transportarse a la ciudad flotante con Jim; o tomar el té con el sombrerero, loco por culpa de la cola; o volar a través de las nubes de algodón de Gondry; o pasar la noche en el Gran Hotel del Norte y llevarse una de esas postales con búhos de recepción y enviársela a sí misma y recibirla justo al volver a casa; o podía ir a mundos en blanco y negro y colorearlos o dejarlos como estaban; o pedirse una maxi ensalada en el Monk’s; o compartir un piti con Sal Paradise en un sucio vagón de tren o una dosis de cortexiphan con la niña Olivia; o ser la única persona en el planeta; o ser todas las personas; o ser viento.

Tenía en su cabeza una puerta y al abrirla podía ir donde quisiera. Por eso muchas veces se quedaba sentada frente la pared. Por eso pocas veces salía por la puerta de casa. 

25 de julio de 2014

El tiempo no existe (y menos en esta ciudad)


La ciudad. A veces tan odiosamente pequeña. A veces inmensa. Cuántas cosas te han pasado en la esquina de tal con cual. Cuántas has olvidado. Cuántas inventas. Cuántas planeas. Cuántas han pasado a otra gente. Justo allí. Qué está pasando ahora.

Una teoría apunta a que el tiempo no existe, que es sólo una ilusión, que todo sucede a la vez, todo lo que pasa, pasó y pasará, está pasando ahora. Y me fascina. Me subo a este banco y siento que al mismo tiempo que subo, subí y subiré y estará vacío y había otra gente y habrá otra gente y otra gente y nadie y no estaba el banco aún ni estaba la rambla ni estaba la ciudad y se habrá esfumado.

Y yo, ahora, mañana, hace 2 años, subida a este banco, cruzando este semáforo, esperando en la esquina de tal con cual, tengo lo que tengo y he perdido lo que tengo y tengo lo que he perdido. El tiempo no existe. Y menos en esta ciudad.

21 de julio de 2014

La verdad de los puzles

A menudo somos piezas que encajan. 
Pero sólo en contadas ocasiones somos piezas que quieren encajar.

20 de julio de 2014

Muy lejos

Hubo un tiempo en que fui adicta a la tensión, al ajetreo, al caos...
Al problema.

Ese tiempo quedó lejos. Quedó muy lejos. 

18 de julio de 2014

La mejor yo

No estoy aquí para ser la mejor escritora. No estoy aquí para ser la mejor hermana, la mejor hija, la mejor nieta, la mejor amiga, la mejor colega. No estoy aquí para ser la mejor pareja. No estoy aquí para ser la mejor fan. No estoy aquí para ser la mejor trabajadora ni la mejor parada. No estoy aquí para ser la mejor persona. 

Estoy aquí para ser la mejor yo.

9 de julio de 2014

No hay otra forma

Tienes que despojarte 
del miedo a herir 
del miedo a herirte 
para vivir.

Aunque no lo pretendas 
herirás 
te herirán. 

No hay otra forma.

7 de julio de 2014

Enredada vida

No sólo mis decisiones me han llevado donde estoy. 
Pero es sólo mía la decisión de quedarme.