21 de julio de 2014

La verdad de los puzles

A menudo somos piezas que encajan. 
Pero sólo en contadas ocasiones somos piezas que quieren encajar.

20 de julio de 2014

Muy lejos

Hubo un tiempo en que fui adicta a la tensión, al ajetreo, al caos...
Al problema.

Ese tiempo quedó lejos. Quedó muy lejos. 

18 de julio de 2014

La mejor yo

No estoy aquí para ser la mejor escritora. No estoy aquí para ser la mejor hermana, la mejor hija, la mejor nieta, la mejor amiga, la mejor colega. No estoy aquí para ser la mejor pareja. No estoy aquí para ser la mejor fan. No estoy aquí para ser la mejor trabajadora ni la mejor parada. No estoy aquí para ser la mejor persona. 

Estoy aquí para ser la mejor yo.

9 de julio de 2014

No hay otra forma

Tienes que despojarte 
del miedo a herir 
del miedo a herirte 
para vivir.

Aunque no lo pretendas 
herirás 
te herirán. 

No hay otra forma.

7 de julio de 2014

Enredada vida

No sólo mis decisiones me han llevado donde estoy. 
Pero es sólo mía la decisión de quedarme.

27 de junio de 2014

Capaces de contarlo

Prostituimos el habla, vendemos barato el sentido de la palabra, regalamos el siempre, el todo, el sí, el quiero. Significados se mezclan en tubos de ensayo de un laboratorio iletrado para crear un ejército de hipérboles, de pleonasmos, de adornos, de mentiras que se reproducirán de boca en boca, de papel en papel, de ordenador o móvil a ordenador o móvil, desvirtuando todas las lenguas hasta que un día diremos mesa a la silla y silla a la rosa y rosa a la mesa. Y nada tendrá el valor que algún día tuvo.

Prostituimos el habla, vendemos barato el sentido de la palabra, regalamos el siempre, el todo, el sí, el quiero. Decimos 'todo' y luego es mucho o poco o nada, pero no es todo. Nunca es todo. Si en el momento en que decimos 'todo' sentimos todo pero al caer el sol ya no sentimos todo, ¿debemos rectificarlo? Y si nos topamos con un todo, un siempre, un sí, un quiero que realmente sean todo, siempre, sí, quiero, ¿seremos capaces de contarlo?

16 de junio de 2014

12 de junio de 2014

La masilla universal para no pensar

Te has estado manteniendo ocupado. Has estado planeando planes. Inventando quehaceres. Tapando los huecos con masilla universal para no pensar. No has parado. No has pensado. Pero se acerca el momento de parar. Sabes que se acerca el momento de parar. Y entonces puede que te encuentres pensando. Pensando en volver allí donde solías ir. Pero no sabes dónde dejaste las llaves ni si aún te servirán ni si habrá alguien esperando. Son muchas incertidumbres y no te va el riesgo. Nunca te ha ido el riesgo. Por eso lo mejor que puedes hacer, lo mejor que puedo hacer, te dices, es seguir inventando planes y comprando masilla o cemento o yeso o lo que sea que uses para disimular las grietas de tu vida. 

Tú no las verás. Pero seguirán estando ahí.

1 de junio de 2014

Tu mejor parte

Reserva la mejor parte 
para que nadie la pueda romper
con el trinitrotolueno de sus adentros.

Blinda la mejor parte
de quien no sea capaz de leer
el denso interlineado del texto.

Brinda la mejor parte
al que sepa apreciarla y le dé
alas y leña y misteriO.

25 de mayo de 2014

La calmaeuforia

Me había abonado a la calma. Los días pasaban suavemente y suavemente pasaba yo por ellos, seca, peinada, con la templanza del que cruza solo los semáforos, reacia a compartir ningún paso. Reacia a compartirme.

El hombre del tiempo no lo anunció. Soplaste violento. Lloviste furioso. Hiciste temblar mi credo. Tus olas rebasaron mi muralla a prueba de conquistas y me rendí a tu tormenta perfecta que rompió las baldosas amarillas del camino para construir un camino de sueño mayor que el que tuvo Dorothy, pero increíblemente real, en el que circular de tus manos, regocijándonos juntos en cada paso.

Abonada a la calmaeuforia, los días pasan suavemente y suavemente paso yo contigo por ellos, agitada, empapada, despeinada, viva. Compartiéndolos. Compartiéndome. Con el extra que llegó tras tu ciclogénesis explosiva.

21 de mayo de 2014

La bella despierta

La llamaban la bella despierta. El desafío no era, al contrario que en el cuento de hadas, despertarla, sino dormirla. Había yacido con multitud de varones, de muy variados mundos, sin embargo, ninguno había logrado producir sus zetas. Uno probó componiéndole una nana, otro rociándola con el humo de su pipa, otro propinándole ejercicio hasta bien entrada la noche, otro sumergiéndola en un baño caliente en los lagos de su feudo. Se dice, incluso, que un mozo capturó una mosca tsé-tsé y la amaestró para que en el encuentro con la bella, le picara justo detrás de la rodilla izquierda. Alguno, con sus tretas, llegó a adormecerla, pero ninguno logró empujarla hasta las entrañas del sueño. La leyenda dice que el que lo logre, será su amante por el resto de sus días. 

18 de mayo de 2014

Collage animal

Castor se extingue en un agónico alarido final
Doctor Extraño le asiste
diagnostica que se va a reencarnar

Cae un puzle de una estantería estilo colonial
Niño Conejo distingue
y le acerca la pieza crucial

Castor cierra los ojos para no abrirlos ya
Doctor Extraño insiste
‘su alma perdurará’

Se sirve chivas, la pipa empieza a humear
Avanzar permite
poder mirar atrás.


14 de mayo de 2014

Mucho más que tres letras

A Mildred le habían quitado ya los calcetines
era, sin embargo, la primera vez que se los ponían.
Vislumbró entonces que la antonimia entre descalzar y calzar
comprendía mucho más que tres letras.