5 de diciembre de 2009

...and I wonder

Te preguntas si ir. Y no sabes cuánto quieres ir por él, cuánto quieres ir por ti, cuánto quieres quedarte por él y cuánto quieres quedarte por ti. E imaginas cómo será si vas. Si será como antes o si será diferente o si no será en absoluto. Y no sabes si es mejor que cambie o que siga igual. O si es mejor quedarse. Y tienes tanto miedo de ir como de no ir. Y te preguntas cómo será no ir pudiendo haber ido. Y sabes que elijas lo que elijas lo más problable es que en algún momento desees haberte decantado por la otra opción y sabes que entonces maldecirás el momento en el que decidiste hacer lo que sea que hagas.


Lo peor es que cada segundo que gastas en pensar qué decidir, es un segundo perdido, porque al final no harás nada más que ir (como decían Héroes) donde quieran tus botas.




Imagen de Ligeia

6 comentarios:

  1. "Larguémonos, chica, hacia el mar. No hay amanacer en esta ciudad..."

    Yo puse escote. :)

    No hay que pensar las cosas, hay que hacerlas.

    ResponderEliminar
  2. Hasta parece que me leiste la mente con eso que escribiste....¿Voy esta noche o no?

    ResponderEliminar
  3. Palahniuk decía algo así como que a veces estás jodido por lo que no haces, y otras veces por lo que has hecho...

    (Por cierto... ¿los nudillos?... yo cuando se trata de tetas no tengo sentido del humor...).

    ResponderEliminar
  4. ya lo decian cruz y raya...si hay que ir se va..pero ir pa' na' es tonteria XD

    bonito texto


    y acerte los nudillos!!!!

    ResponderEliminar
  5. Yo digo que hay que decidirse y pronto. Y para decidirse, se tiene que pensar en una sola persona. Uno mismo, y así te ahorras el disgusto de haberlo hecho por alguien más y si algo sale mal, podrás arreglarlo sin problema ;)
    luego los beneficios de estar ahi con él.. serán bienvenidos :)

    ResponderEliminar
  6. Tanto pensar sin actuar no sirve para nada.

    Buena foto.

    Besoss

    ResponderEliminar

teclea con suavidad